¿Por qué biomasa?

La gran crisis que azota buena parte de Europa está suscitando mucho interés sobre las posibles alternativas al petróleo y al gas.

La biomasa para uso térmico resulta en estos momentos una alternativa eficaz, debido a su enorme capacidad para sustituir eficazmente estos combustibles fósiles a precios más competitivos y con la ventaja añadida de autoabastecimiento local.

- El consumo de combustible está intimamente ligado a la situación geográfica.
- El segundo factor importante e imprescindible es el aislamiento térmico de la instalación a calefactar.

Estos dos sencillos datos nos darán las bases para que una vez elegido el tipo de biocombustible a utilizar y los m2 a calefactar, sepamos el consumo aproximado anual, dato imprescindible para elegir la fuente de energía adecuada.

El siguiente ejemplo es el análisis económico de la inversión, en la cual se incluye el ACS y la calefacción de una vivienda unifamiliar de unos 140 m2.

 

ahorroEstudio económico de la inversión

Calderas de gasoil y depósito 4.539 €
Caldera de gasificación de leña e interacumulador 4.485 €
Inversión diferencial 54 €

Coste anual de gasoil* 1.960 €
Coste anual de leña** 1.350 €
Ahorro anual de combustible 610 €

* Precio de gasoil L.: 0.98€
** Precio de Kg leña seca preparada: 0.15€

 

eve-logoLo que demuestra el estudio económico de la inversión es que el ahorro diferencial está tanto en el coste inicial como en el posterior consumo de combustible. A este ahorro hay que añadir las subvenciones del EVE que oscilan entre un 20% y un 30%.

Desarrollo: ACV multimedia